Inicio

Cielos

Deja un comentario

Hace unas semanas compartí con vosotros algunas fotos de nubes. Una entrada agradecida porque las nubes, que como sabeis me chiflan, suelen ser agradecidas y quedan muy bien en foto.

Estas des de Sant Esteve del Coll

Hoy os traigo una entrada similar. No solo nubes sino cielos en general. 

Sigo teniendo pendiente una entrada y se me han escurrido entre los dedos los días para contaros algunas de mis aventuras. Pero no perdais la esperanza, puesto que noticias frescas no van a ser no hay prisa para contároslas.

Pero estaba revisando las fotos que tengo en el mobil y veo que se me acumula el trabajo. El mes de agosto y el calor han ejercido una influencia muy perniciosa en mi. He escrito poco, ganchilleado menos y he tenido dias muy chungos. Además mi médica me ha “prohibido” correr y estoy aún haciendome a la idea. Me està costando, os soy sincera.

Puente del Ave, en el desvío a Can Biel

Pero bueno, lo que me ahorre en zapatillas puede que me lo gaste en una buena cámara de fotos.

Puesta de sol en el Puerto de la Foradada.

Además, si se va andando se ven más cosas. Sobre todo en invierno que ahora solo sudas y extrañas el aire acondicionado del coche.

Des de casa tambièn se ven cosas, cielo en concreto.

Arco Iris en Plan, sobre Puerto Sahun y la Peña de las Once

Anuncios

Cosas que no deberias ver en el bosque

Deja un comentario

Iba yo hoy pensando en una entrada que he de escribir desde hace unos dias cuando un post denuncia ha asaltado mi mente.

Os cuento.

Después de un par de días en casa un poquito pachucha hoy me he levantado con la necesidad imperiosa de salir a dar un paseo. Mi lugar habitual me llamaba. Bueno no. Creo que era el perro quien me llamaba. O mejor dicho: me exigia salir.

Como el pasado jueves lo llevé a cortar las rastas que llevaba ahora està algo más fresquito. Es decir, menos caluroso. Y se siente más ligero.

O eso parecía, ya que a los 10 minutos ya quería volver a casa. Hemos salido un poco más tarde de lo previsto y el sol ya apretaba de lo lindo. 

El caso es que la idea, puesto que no eran las 7 – hora prevista – ha sido dar un paseo y volver al hornito de casa en lugar del asador del exterior. Y con esa idea en la mente hemos ido bajando por la pista principal hasta un desvio. 

Nos hemos aventurado por un sendero algo transitado en sentido descendente hasta que se convertía en una trialera. Esoy esperando el día que los beteteros marquen las trialeras para no toparnos con ellas de sopetón. Por suerte los andarines siempre estamos listos para dar media vuelta. Y como yo digo siempre: subir cansa pero no corres tantos riesgos. 

De caer, por ejemplo.

La pena es que no solo andarines exploradores con perros aventureros o beteteros con afición a las trialeras han pasado por alli.

Tambien había pasado por alli el especimen humano conocido como “guarro”, “marrano”, “cochino” o simplemente: el desgraciado-por-tu-culpa-tenemos-todos-fama-de-ser -sucios y/o el mira-como-esta-todo-por-culpa-de-un-imbecil.

Generalmente me encuentro con cosas como latas, envases de geles dulces de esa-marca-que-todos-conocemos, cristales, restos de una carrera (de eso cada vez menos) o cosas como el cubo colgado de la rama que hasta es curioso. Pero a veces te topas con cosas mayores: tazas de water, electrodomésticos, runa de obras …

Y digo yo … en Catalunya (y me consta que en todo el estado español) hay una deixalleria por pueblo, en zonas llanas, de poligonos, con facil acceso y bien señalizadas. No habria sido más fàcil llevar el colchón a una de ellas? Tenía que desplazarse hasta un bosque subiendo por una pista de tierra empinada para tirarlo? Que no te cobran ni te ponen falta por ir. De hecho en la mayoría de pueblos hasta te hacen una rebajita en el impuesto de “las basuras”. 

Un colchón … da que pensar, verdad? Será que se han montado una camita al fresco? Porque muchos días no llevaba allí. No se veía muy estropeado.

No se … y me da igual. Es una cochinada.

Felicidad gatuna

Deja un comentario

Siempre digo que en la próxima vida me gustaría reencarnarme en gato, pero de casa buena.

En casa compartimos vida con una fauna diversa. Juanito el puercoespin que vive en el jardín. Sebastian el ratón. Nuestro querido perro ovejero Neret compañero de mis paseos por el bosque. Y tres gatos.

Hoy he llevado a la “pelu” al perrolanudoladrador y el gato màs pequeño de la familia le tiene miedo. Lo ve diferente así que le bufa y se defiende arqueandose con la cola bien inflada. Su “papa” perruno ha cambiado y se siente inseguro. Dormirà debajo de la cama.

La otra ha salido por patas después de bufarle. Como ya no se lleva bien con el perro no me extraña. Volverà cuando se le pase el mosqueo.

Pero hay uno que no se inmuta por nada. Que sigue pidiendo comida como un Carpanta cualquiera y que duerme como si no hubiera un mañana. 

Bueno hasta que lo ha molestado el otro y se ha ido a beber agua. O comer un par de bolitas de pienso.

Nubes

Deja un comentario

Ya he comentado alguna vez que me encanta hacer fotos a las nubes. El cielo azul es precioso pero las nubes … Oh las nubes!

Dan sensación de profundidad.

Te hacen sentir pequeño.

En las cimas del Montseny parecen arropar las montañas.

Amenazan lluvia (y un estúpido dedo que se ha colado en la foto buscando protagonismo). 

Ayer amaneció el día con estas nubes tan espectaculares, fuertes vientos y amenazando tormenta. No llovió.

En cambio hoy que el cielo estaba más claro ha llovido. Incluso se ha oido algún trueno y se han visto un par de relámpagos despistados.

Serían esas nubes cansinas que parecían venir de lejos?

Tengo un libro de introducción a la meteorología pero está en el Pirineo. A ver si me acuerdo de cogerlo y en las próximas entradas de nubes les puedo poner nombre.

Torrent de Can Mora

Deja un comentario

Hace un puñado de años, no muchos pero los suficientes como para sentir algo de añoranza, salíamos a correr.

Nos calzabamos las zapatillas e ibamos al Parc del Corredor a correr. A veces Buho Gris y yo solos, otras veces con DC y algunas otras con algunos otros amigos. Una tarde o dos a la semana nos lanzabamos a correr hacia la Font del Ferro siempre acompañados por el perroquevivíaenlarampa. Eramos un grupito curioso y nos pasaban cosas curiosas. Cuando sales habitualmente por una zona sueles ir encontrandote con otra fauna que comparte hàbitat. Des de moteros y beteteros a otros corredores o caminantes y sus perros.

Sigue yendo mucha gente, incluso parece que hacen cursas populares. Vete tu a saber si de caminantes o beteteros.

Cada semana nuestros kilometrillos por muestra pista. La hemos recorrido en muchos momentos y en muchas situaciones. Incluso de noche y con una embarazada!

Cuantos recuerdos!

Incluso nos pusimos nombre “Los Rodolaires Rodamicas” (Los Rodadores Ruedapoquitos). Podeis recuperar algunas de sus aventuras en: 

http://patitasdedragon.blogspot.es

Los Rodolaires ya no existen. Buho Gris ha vuelto a su pasión por la bici. DC se ha quedado con el hapkido. Quedo yo como única aficionada a correr aunque mi cuerpo ya no soporta esas kilometradas. Lo que si hago es caminar. A veces me puede la pereza claro y más en verano con este calorrrrr.

Hoy ha sido una rara ocasión. Habia quedado con dos amigas para ir al Fou pero los astros se han alineado del revés y he llegado tarde. 

Como ya estabamos en el pueblo no ibamos a irnos a casa. Y puestos a caminar que tal innovar. Me he ido (el perrolanudoladrador y yo) al Parc. 

Unas cuantas curvitas con el coche más tarde hemos empezado a andar. Como ha cambiado el paisaje! Es el mismo si, pero es diferente. Los caminos y pistas se han ensanchado, desaparecido o reaparecido. Las zarzas y enredaderas se han hecho gigantescas. El sotobosque està ocupando el trazado de la pista por donde solíamos correr, estrechandola. Pronto tendré que llevarme unas podadoras.

Pero … que recuerdos!

No iba preparada para correr … volveré y correré – o mejor, trotaré cual borreguito principiante – porque los pies me pedían velocidad.

Y la luz! Como me gusta la luz de la mañana! Se cuela entre la vegetación y a cada minuto que pasa va iluminando un trocito màs.

Paseos matinales

Deja un comentario

Ahora que hace tanto calor salimos a pasear más pronto. Durante dos semanas tenía abandonada esta sana costumbre. Algunas citas tempraneras ineludibles, un par de fines de semana en el Pirineo y mucha pereza han sido los culpables de este abandono.

El bosque cambia constantemente y a mi amigo de lanas todo le parece nuevo a estrenar.

Queda claro que hoy hemos vuelto a salir. Se lo había prometido y los perros saben lo que les dices. Este mío se queda con la idea en la cabeza y des de que me he levantado que no me ha dejado sola. “Salimos, eh” me iba diciendo con la mirada.

Des de las lluvias de final de mes las mañanas son menos calurosas y da gusto caminar por el bosque.

Algunos días la luz nos regala con imágenes increibles.

Y como hoy hemos hecho la ruta corta hemos coincidido con dos vecinas que también pasean a sus compis peludos.

El perro lanudo ha hecho amigos.

Nota: en honor a la verdad debo deciros que todas las fotos no son de hoy. Voy haciendo fotografías y las guardo a la espera de su momento. He escogido unas de otros días para acompañar las de hoy. Hoy la mañana esta un poco nublada y la luz no era tan buena, ni su efecto entre los árboles, como las de otros días.

Paseo por Escalona

Deja un comentario

Este fin de semana volvemos a estar en el Pirineo aragonés. Los que me leeis ya sabeis que la familia de Buho Gris procede del Valle de Chistau donde pasamos tanto tiempo como podemos o las circunstancias de la vida nos dejan.

Este fin de semana, ya con la hierba cortada, hemos venido porque Mm & family vienen al Sobrarbe a pasar unos días de vacaciones y nosotros seremos sus guías improvisados.

Hoy hemos aprovechado para comprar cuatro cositas y dar un paseo por Escalona.

Solemos hacer salidas por el monte y no visitamos los pueblos. Así que hoy, mientras esperabamos a Timilio hemos bajado hasta el Cinca por debajo de la carretera. 

A pie de rio el paisaje y las vistas de las montañas son impresionantes.

La Peña Montañesa. Des de esa posición veo la zona donde me senté la vez que subimos. Estaba cansada y me paré antes de la última subida hasta la cima. Me senté en un saliente para disfrutar del paisaje.

El Castillo Mayor. Puértolas es el pueblecito que se ve al pie de la pala por donde subes hasta su cima.

Laspuña, en la otra ribera del río sobre una colina.

El cauce del Cinca y los montes que lo rodean.

Hemos tenido suerte gozando de una temperatura fresca para ser primero de julio. De hecho a pesar del pantalón corto y las sandalias he podido ir con jersei de manga larga. 

Older Entries Newer Entries