Inicio

Comidas de junio

Deja un comentario

Conforme avanza el año he acumulado un montón de fotos de comidas. No grandes platos dignos de un chef pero si comidas cotidianas.

Os muestro algunas de lo que llevamos de mes.

Desayunos

Mezcla de fruta con leche de arroz y un poco de pan, con jamon en este caso. Y una infusión.

Comidas

Ensalada de pepino con manzana y yogurt, huevos revueltos con espinacas y pipas de calabaza, una patata hervida con una lata de pulpete en aceite y cremas. Bueno una es crema de verduras que hice con el tronco del broccoli y los corazones del calabacín pero bien fría. Y el otro es gazpacho, de tetra brick, pero bueno bueno.

Cenas

Esta fue una cena especial porque estaba pochita y Buho Gris cocinó un ramen espectacular.

En mi incesante búsqueda de platos rápidos y buenos de sabor a veces me topo con algunos fiascos. Hay mezclas que, sencillamente, no funcionan. Otras son grandes descubrimientos, como el pepino con manzana.

También hay que hablar del tema bienestar. No todas las comidas me sientan bien. Y algunas me sientan fatal, los lacteos de vaca ocupan el primer puesto. Aunque hoy me he comido medio yogurt en la ensalada y sin problemas.

Sigo experimentando con las dietas para encontrar el equilibrio que a mi organismo le siente bien, lo nutra y ademàs disfrute. 

Ahora en verano, y con el calor de estos días, como menos. Y consumo mucha fruta, sobre todo fresquita como melón o sandía.

Empanadillas de hierbas

Deja un comentario

Como sabéis en casa nos gusta mucho cocinar. Cocinar y comer claro. Pero comer bien. Yo no digo que en los restaurantes no se coma bien. Pero como en casa en ningún sitio. Así que vas aprendiendo a cocinar, primero cosas sencillas y luego te vas complicando más la vida. Que si shushi, que si rabo de buey, que si … Total que según algunos amigos tenemos el grado de maestros. Todo porque Buho Gris hace shushi con mucha habilidad y una salsa de calçots estupenda.

El caso es que si quieres aprender a cocinar cosas diferentes a un mar y montaña o un buen arroz tienes que ver programas de cocina y comprarte un montón de libros. Algún día os mostrare algunos de los libros que corren por casa. Algunos se usan más que otros, algunos son más antiguos … bueno, ya os lo contare. Así mantengo vuestro interés.

En cuanto a los programas de cocina, dejando a un lado al inefable y eterno Arguiñano, el canal Cocina o popularmente conocido “del huevo frito” es una mina. De verdad, el que no conozca ese canal no sabe lo que se pierde. Hay temporadas mejores y temporadas peores pero siempre sacas ideas o conoces cocineros. Des de los chips de ajo de Sergi Arola a las recetas fáciles y ràpidas de Julius Bienert. Des de Jaime Oliver a Heston Blumenthal o Paul Hollywood y sus recetas de pan.

logo

Otro canal aquí en Catalunya donde puedes seguir programas de cocina es el C33, ahora parte del Esports3. Dan documentales des de bien pronto por la mañana a las 19:30 de forma ininterrumpida. Ahí puedes ver des de un documental sobre Estados Unidos des del aire a la vida secreta de las hormigas o cocina Thailandesa de la calle.

Aqui descubrimos a Julie Andrieu una periodista especializada en cocina que tiene varios libros, el primero publicado en 1999, y que ha protagonizado y protagoniza algunos programas de cocina en la televisión francesa.

Hace un par o tres de años C33 emitió uno de sus programas, “Forchete et sac à dos” (Tenedor y mochila) que nos presentaba a Julie viajando por varios países y aprendiendo su cocina y costumbres gastronómicas. El que recordamos y vemos más veces son los tres dedicados a Japón. Porque, por supuesto, los tenemos y los revisionamos algunas veces.

Des de 2012 protagoniza en France3 la serie “Les carnets de Julie” (Los cuadernos de cocina de Julie) que sigue a Julie por toda la geografía francesa en su búsqueda de recetas típicas de cada región así como productos típicos. Tiene web: http://www.france3.fr/emissions/les-carnets-de-julie

El año pasado aparecieron en Youtube y nos los empezamos a bajar. La pega es que nuestro nivel de francés es el mínimo necesario para comprar el pan y hacernos entender así que muchas cosas se pierden en el aire. Pero la buena noticia es que este mes de enero han empezado a programarlos en C33 traducidos.

les carnets de julie

Me hizo mucha ilusión porque, por fin, podríamos entender bien lo que nos explicaba de la raza porcina basca, las lanas de mohair o las anchoas de Cotlliure.

Y por supuesto hacer alguna receta.

La primera esta semana. Muy sencilla, muy buena. Son unas empanadillas de la zona central de Corcega, en lo que ellos llaman le pays de Corte. Son empanadillas de hierbas.

le pays de corte

En la receta original que aparece en el programa Julie y sus anfitrionas recogen alguna de las hierbas del prado cercano al pueblo: diente de león, zanahorias silvestres … En casa había la mitad de una bolsa de rúcula así que decidimos hacer esas empanadillas sin salir a rebuscar por el jardín con el riesgo de equivocarnos. A parte de algunas acelgas resistentes a todo y las típicas matas de ruda, orégano y tomillo no tenemos aún mucha cosa. Tampoco podemos plantar ahora. A pesar de las altas temperaturas estamos en febrero, vaya, invierno.

Como ingredientes para el relleno pusimos pues: rúcula, espinacas, menta, cilantro y cebolla tierna.

La masa la hicimos con harina de maiz, mantequilla y agua. No es una masa tan consistente como la de harina de trigo pero nos apetecía trabajar con harina de maiz.

20160202_123238B

Las hierbas y la cebolleta las picáis bien finas, en casa lo hicimos con nuestra querida picadora, y la mezcláis bien con aceite, sal y pimienta al gusto.

20160202_123936B

Hacéis la masa y ponéis una base, encima un buen montoncito de hierbas, la tapáis con otro circulo de masa y cerráis la empanadilla o paquetito.

Las ponéis en el horno hasta que estén cocida y dorada la masa.

20160202_133706B

Estaban muy, pero que muy buenas.

Y con el relleno que sobró, es normal, siempre se acaba haciendo de más, hicimos una especie de paté casero pasando por la picadora una pechuga asada de pollo, las hierbas y mahonesa.

20160202_125919B

Genial untado en pan para un pica pica … a ver si la próxima cena voy hacer montaditos con este pate casero!

Cocinando: Tartar de boquerones

Deja un comentario

Hace un par de sábados apetecía mucho comer pescado. Pero no pescado frito … con el calor que eso da, la sarten, el aceite … bff solo de pensar en ello ya se pone una a sudar.

El otro dia se nos escapo nuestro amiguito Sebas (os colgué un video de la intentona de un tercer escape) y ya os conté que estuvimos haciendo limpieza de revistas del mueble de los libros de cocina.

En esa pasión destructora de revistas que te atrapa en esos momentos y te empuja a rebuscar en ellas algo que salvar, encontramos una receta interesante. Una especie de mezcla entre tartar y ceviche de sardinas. La receta original es para hacer un tartar de sardinas con cebolla roja. Pero una es pelin despistadilla y cuando estábamos en el supermercado que todos tenemos de referencia no recordaba de la receta ni la mitad. Creo que en el momento de escoger los ingredientes solo me acorde de las sardinas. Pero no había. Sin embargo las ganas de comer pescado seguían ahí y vimos boquerones, lubinas, salmon …

Ya os conté que compramos unas lubinas muy grandes y que dos de ellas hechas a la sal sirvieron para estrenar nuestros nuevos platos de cerámica de Breda.

Los boquerones sirvieron para realizar esta especie de tartar.

Usamos :

Un kilo de boquerones que Buho Gris y su madre limpiaron para dejarlos sin cabeza, tripa ni espinas. Estupenda y agotadora labor.

Un par de cebollas tiernas

Un pimiento rojo

Tomate cortado pequeño

Un limon (o dos según el gusto de cada casa)

Cebollino picado

Pocos ingredientes para una receta fresquita y buena.

La cebolla la picamos con el robot de cocina que mi prima tuvo a bien regalarnos. El mejor regalo que nos podian hacer. Le estamos sacando mucho provecho.

image

El pimiento se me ocurrió que podriamos pelarlo para que no repitiera tanto. El pimiento tiene un sabor que suele dominar en los platos donde esta presente.
image

La peladura del limon picada bien pequeña.
image

Los boquerones los cortamos a pedazos de bocado. De bocado pequeño.
image

En un bol mezclamos todos los ingredientes y aliñamos con el jugo del limon, aceite, sal y pimienta. Lo ponemos un rato en la nevera, queriamos un plato fresquito y despues de tanto limpiar pescado lo que venia de gusto era una cerveza para el descanso del chef con unas patatitas fritas y unas olivas.
image

Lo servimos acompañado de ensalada cortada fina.

Comiendo fuera de casa, Perepunyetes

Deja un comentario

Este pasado sábado día 4, estuvimos de celebración. Se cumplían 11 años que Buho Gris y yo vivimos juntos en esta húmeda casa a la esplada del Parque del Montnegre-Corredor. Además el miercoles siguiente fue su cumpleaños.

Tocaba darse una alegría.

Le habíamos prometido a nuestro amigo G que cuando abrieran el restaurante donde ahora trabaja iríamos a tapear-comer. El restaurante ha permanecido de obras durante la época de descanso y en esos días en los que ha estado cerrado nuestro amigo ha pasado a formar parte del equipo. De todos es conocido que uno sabe cuando empieza unas obras pero no muy bien cuando las acaba y el día de apertura se iba retrasando un poco más.

Asi que si, coincidio con Semana Santa. Todo estaba lleno de gente. Hacia un día nublado. Pero nada nos amedranta y para alla que nos fuimos. San Esteve de Palautordera ni mas ni menos.

dia nublat 4abr15

Es este uno de esos pueblos en los que, a menos que vayas a comer como nosotros o conozcas a alguien que viva ahí, no acostumbras a pararte aunque pasas muy a menudo pues está de camino al Montseny destino ideal para excursiones pic nics o lo que se tercie.

Ese dia fuimos y paramos.

Sant Esteve de Palautordera es un pueblo amable, de un tamaño adecuado, tranquilo, con casa grandes de veraneo, bastante turismo rural y algunos restaurantes. También tiene un camino para senderistas que, aventuro, parte de Santa Maria de Palautordera y debe llegar casi hasta las pistas y senderos que suben al Montseny. Es mucho aventurar porque no lo comprobamos así que nos queda pendiente.

Un ambiente agradable, decoración minimalista, un comedor pequeño. El Perepunyetes es un local al que volveremos y sin duda recomendaré a cualquiera que busque un lugar donde comer sencillo, con productos muy frescos y de calidad.

carta Perepunyetes 4abr15

Probablemente fuimos demasiado pronto, era Semana Santa y la afluencia de publico por lo visto fue todos los dias de lleno total. De lo cual nos alegramos enormemente, es todo un reto abrir despues de las vacaciones en tiempo de afluencia turística.

Tuvimos que esperar porque estaba por llegar en unos minutos el pescado recién comprado y eso os ha de dar una idea del cuidado que ponen los dueños y cocineros para tener productos de calidad y frescos. No teniamos prisa ninguna y no somos de los que nos ponemos nerviosos por estos pequeños asuntos. Además nos trajeron unas olivillas y el vino de la casa – me pedi una copa para la comida – era delicioso.

Me encantó el pasillo con los vinos que te ofrecen expuestos y la lámpara de lágrimas de cristal que siempre han sido de mis preferidas. Recuerdo de pequeña que mi abuelo tenía una buena colección de esas lágrimas en el pequeño trastero del terrado de la casa. Un lugar fascinante lleno de cosas ( y telarañas de las de peli de terror) que, lamentablemente, se perdieron. No me pondría una de esas lámparas en casa pero en ese comedor da una sensacion casi majestuosa que contrasta con la decoracion rústica.

No tengo nada que decir del trato de la persona que nos atendió, obviamente fue impecable. Y la comida estupenda. Hacia tiempo que no comiamos fuera de casa, en un restaurante, y fue un rato muy agradable. Slow food total, con prisa ni se os ocurra, no es uno de esos sitios donde ir a golpe de silbato. La verdad, el que tenga prisa que vaya a otros sitios. Este tipo de locales son para tomarselo con calma, disfrutar de la compañía, charlar con el maitre y paladear a gusto la comida

Y sabeis … me entusiasmó. En esta nueva etapa de inmersion en la filosofia de la slow life este es uno de esos sitios a recomendar para comer. El maitre no os dará prisa pero si buena conversación si queréis.

Y que comimos? Pescado, no ha quedado claro?

Entrantes: cigalas y navajas. Las cigalas grandes, bien jugosas y las navajas sin un gramo de arena. Impecables

entrants Perepunyetes 4abr15

Primeros: arroz negro. En su punto, con su estupendo sabor.

arros negre Perepunyetes 4abr15

Primeros: Turbot con salsa de coliflor. Tan bueno que me habría comido otro

Turbot Perepunyetes 4abr15

Del postre no hice fotografía, ya empezaba a ser cansina yo con el mobil haciendo fotos y me abstuve. Pero también lo recomiendo, era bizcocho de zanahoria.

Cocinando: Lasagna casera

Deja un comentario

Este mes de agosto, como el pasado, estamos de okupas en el piso de mis padres en Barcelona. Eso quiere decir dos cosas: estrecheces y Canal Cocina.

Para el significado de “estrecheces” no hace falta más explicación que la de que es un piso antiguo mal distribuido de la Esquerra de l’Eixample y con la decoración típica de los 70s. Se ve abrumador a la mirada de hoy día.

Canal Cocina quiere decir que podemos ver en abierto gracias a ONO o quien quiera que ahora sea el propietario del cable en la ciudad, el canal de televisión dedicado en exclusiva a la cocina. El año pasado gracias a esto descubrimos a Heston Bluementhal. Este año no hemos descubierto aún nada. Pero el otro domingo fue la primera vez que vimos al famoso chef Ramsay. Hacia meses que oía hablar de él como juez o presentador o que-me-se-yo de Master Chef y Pesadilla en la Cocina. Programas que he de confesar no había visto nunca hasta este verano. Y tampoco me gustaron, pero esa es mi opinión claro. Total, que vimos un episodio de uno de sus programas de cocina. Ni idea del titulo, pero enseñó un par de recetas para ensalada muy interesantes.

También hemos conocido, aunque no lo hemos seguido, a otra estrella inglesa, en este caso un panadero: Paul Hollywood. Vimos un episodio donde hacia un pan de postre que tenía pinta de ser muy bueno. Estamos a la búsqueda de sus programas por ver si nos engancha como hizo Heston Bluementhal.

Al parecer la cocina inglesa está de moda.

El caso es que vimos un programa, perdonad pero este año estoy muy despistada y no recuerdo cual era, donde hacían pasta fresca. Estábamos alli sentados en el sofá comiendo arroz blanco con berenjenas a la plancha y nos dijimos : tenemos una maquinita de hacer pasta que nos regaló Mm ya va siendo hora de sacarle un provecho real.

Así que este sábado, de finde en casa, hemos decidido hacer pasta fresca casera para comer lasagna.

Hay un montón de sitios en internet donde enseñan como hacer la masa para pasta. Nosotros hemos sacado las cantidades para los ingredientes haciendo una búsqueda en google, nos ha salido un enlace a este blog: http://cocinandolosdomingos.blogspot.com.es/

Gracias por la ayuda.

Hemos añadido nuestro toque personal: la hemos tintado. De la época galletera tengo en casa los tintes de colorines. El otro día hice unas galletas aunque me salieron saladas y por eso no os lo he contado. Esforzándome por no hacerlas dulces para que pudiera comerlas la madre de Buho Gris me olvidé por completo del azucar. Rojas eran, pero buenas … pues como que no. Aunque el probador oficial de la casa y la madre de Buho Gris se las han comido casi todas.

El caso es que hemos añadido a la masa tinte negro y el resultado ha sido una pasta lilosa jaspeada la mar de chula.

Para rellenarla hemos hecho carne con setas en enchilada:

Carne picada. En este caso un kilo de ternera y medio de cerdo.

Setas fileteadas. Dos bandejas de gírgolas. Estaban de oferta en el súper al que todos vamos a aprovisionarnos, ya sabeis cual es.

Aceite, sal, pimienta

Leche

Medio sobre de preparado para enchilada (ahora os hablo de esto)

Mantequilla

Una bandejita de cilantro fresco

Tomate frito

Queso para gratinar

Los sobres para enchilada nos los trajeron nuestros vecinos los AAs de Alemania. Son de la Knorr y los podéis comprar por internet porque en España no se encuentran. El preparado es muy bueno, no pica mucho y da buen resultado.

Sofreímos la carne hasta que queda más o menos hecha. No os mateis, recordad que luego la lasagna va al horno (donde está ahora mientras escribo esto). Luego hemos salteado las setas y las unimos a la carne. En una ollita hacemos una bechamel clara a la que le añadimos el preparado para enchilada y lo mezclamos con la carne y las setas hasta que este todo bien impregnado de sabor.

En una bandeja para el horno ponemos una capa de pasta. Una capa de carne. Una capa de pasta. Una de carne. Así hasta que acabamos con la carne. La última capa también ha de ser, como la primera, de pasta. Luego hemos cubierto por encima con un poco de salsa de tomate frito mezclada con cilantro picado y leche. Luego lo hemos espolvoreado con queso para gratinar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y ahi está, en el horno unos 25 minutillos luego gratinar para que el queso esté doradito y a comer.

Aqui os muestro una foto donde podéis ver la pasta de color oscuro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ñam

Cocinando: Timbal de verduras. Versión exprés

Deja un comentario

Hoy hemos comido de lujo. Vamos, que hemos hecho una receta nueva. Digo “hemos” aunque mi colaboración se ha limitado a asar unos pimientos en el microondas y hacer de pinche lavaplatos.

Los miércoles solemos reunirnos con los compañeros del Cardot a charlar de todo un poco y tomarnos unas cervezas. O claras. O coca colas. O lo que sea. Pero en principio cervezas. Y des de este mes de julio lo venimos haciendo en el 100Setze, en la Av. Rei en Jaume de Cardedeu, al lado mismo de Vila Paquita. En verano podemos disfrutar de la terraza. Ahora también pero solo los que fuman que se quedan en el rinconcito de la puerta, junto al cenicero, con cara de frío. Aunque este invierno esta resultando, de momento, tan templado que hasta cogemos setas. En otro momento os cuento sobre setas.

Hoy toca de nuevo, tras este paréntesis sin postear en el blog, cocina.

Ingredientes:

Masa brisa comprada o hecha en casa

Pimientos verdes, rojos y amarillos

Patata o puré de patata de sobre

Cebollas

Zanahoria

Calabacín

Aceite de girasol

Leche

Agua

Salsa de soja

Brandy

La receta la ha hecho Buho Gris yo me limito a explicarosla des de su versión txt que me ha pasado raudo y veloz en cuanto hemos acabado de comer.

Preparamos los moldes untándolos con mantequilla, en ellos podremos la masa brisa que compramos en el super. Abres el paquete, estiras un pelín y cortas para hacer los timbales, unos cestitos vaya. Nosotros en seis trozos puesto que la bandeja-molde es de seis cestos. La espolvoreas con comino (la receta original incluía el comino en la masa) y las pones en el horno. Vigilad bien porque se os pueden tostar demasiado, ha de quedar doradita en los bordes.

Como esta versión de la receta es exprés el parmentier lo hemos hecho con un sobre de pure de patatas del super. Mientras haces el puré pones los pimientos (uno rojo y otro amarillo) en el microondas. Lo ideal sería escalibarlos pero como decíamos esto es la versión exprés. Una vez hechos los pimientos les retiramos la carne en dos platos separados. Hacemos dos partes del pure y a cada pimiento le toca una parte. Mezclamos bien con un poco de leche y los batimos en el minipimer hasta que quedan suaves acordaros de rectificar de sal.

En una sartén pochamos la cebolla picada fina. Cuando ya está algo blanda añadimos la zanahoria, pimiento rojo y verde también picados finos. Seguimos rehogando. Como en casa nos comemos el calabacín crudo aquí lo añadimos cinco minutos antes de retirar las verduras del fuego. Quedan crujiente y alguien diría que da un juego de texturas interesante. Añadimos un chorrito de salsa de soja y uno de brandy. A nosotros se nos ha olvidado el brandy.

Mientras ya habréis terminado de hornear los cestitos y los tendréis enfriando en algún rincón seguro de la cocina. Yo los he tenido que poner sobre el cesto de las mandarinas porque estaba asando los pimientos mientras fregaba cacharros al mismo tiempo y la cocina no da para mas. Suerte que la fruta no se queja y que el cesto es más alto que la montañita sino ahora tendría mermelada de mandarinas.

Ahora pues podemos montar el plato.

En un plato chulo, nosotros nos hemos agenciado unas placas de pizarra que quedan muy bien, ponemos dos montones de puré de pimiento amarillo. Lo estiramos. Encima colocamos el cesto de masa brisa y lo rellenamos con las verduras. En el borde superior del cesto va el puré de pimiento rojo haciendo un cordón. Para hacer esto no necesitais una manga pastelera que no todos tenemos, podeis usar una bolsa de plástico a la que le cortais (una vez llena) una esquina. Barato y facil de conseguir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ha quedado de lujo. Y muy bueno.

Aquí la foto con la receta original.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dedicado a nuestros amigos del 100Setze

Cocinando, zanahorias, un poco de historia

Deja un comentario

Aunque la entrada de hoy esté bajo el epígrafe de “cocinando” en realidad no vamos a cocinar nada. O bueno, podemos hacernos una crema, una ensalada, un zumo … varias cosas. Las zanahorias son muy prácticas en la cocina, muy socorridas y siempre va bien tener en la nevera. Aunque sea para, mientras no llega la hora de comer, matar el gusanillo con una zanahoria cruda bien pelada.

Además, dicen que va bien para la vista, como dicen los simpáticos de turno: cuantos conejos has visto tu con gafas?

En verano el beta-caroteno va de maravilla para ponerse moreno. Mis tias que iban a la playa durante horas, se ponían crema de zanahoria. Esa de un color ligeramente marronoso que vendían en tarros cuando la radiación solar no te dejaba con la piel hecha unos zorros. Hoy día no podemos permitirnos esos lujos. Bueno, entonces tampoco pero no lo sabíamos. Se hacían muchas locuras en aquellos tiempos en pos de un ideal de piel morena, señal de salud y belleza. Y pensar que en siglos anteriores eso mismo lo era una piel blanca!

Lo cierto es que el color naranja de las zanahorias es bien atractivo y su jugo mezclado con el zumo de naranja es un primor de vitaminas buenas para la salud. Dice el vox populi que las verduras de colores son más buenas, tienen más vitaminas y son excelentes para llegar a ancianos frescos como rosas.

Pero … solo son de color anaranjado las zanahorias? No. Las zanahorias pueden ser de color amarillo, naranja, rojizo, violeta … Jamie Oliver en su serie “Jamie at home” nos lo explica gráficamente en el capítulo dedicado a las zanahorias. Pero fue en los Paises Bajos, donde para agasajar a la familia reinante, la Orange-Nassau, decidieron darle prioridad al color anaranjado a las zanahorias. Por lo tanto y dado que la selección artificial de los productos existe des de que el hombre es sedentario, promovieron el cultivo prioritario de las zanahorias de color anaranjado.

De hecho, según leemos en la wiki, las zanahorias son orientales u occidentales. Las primeras suelen ser de color púrpura o amarillo y las segundas, por lo que os contaba de la familia Orange probablemente, anaranjadas. Pero también las hay rojas, blancas, amarillas …

Hoy día es difícil sino imposible encontrar otros tipos de zanahorias en el mercado aunque con el auge de los pequeños huertos se están recuperando muchas cosas que se creían perdidas u olvidadas o simplemente no se conocían. Eso si, para pequeño consumo del hortelano en cuestión, sus vecinos o amigos.

Cual no sería nuestra sorpresa en Plan ver entre las zanahorias que le habían dado a la madre de Buho Gris algo que parecía una chirivía. Chirivía, tubérculo sosania donde los haya. Pero como era para hacer caldo pues … pela pela que la echaremos a la olla.

No era una chirivía. Era una zanahoria amarilla.

Aquí os dejo una foto.

Imagen

Nos la comimos entre los tres recién pelada, esta buena. Como todas las zanahorias.

Gracias por el regalo de verduras.

Older Entries