Un año más Cardedeu ha celebrado su “aplec” en la ermita de Sant Hilari al norte de la población.

No es un lugar desconocido porque en algunas excursiones del Cecd10 hemos pasado por ese lugar. Muchas pistas, caminos y senderos te llevan hasta allí dando más o menos vueltas y recogiendo algunas cosillas comestibles como esparragos o setas.

Cada año en enero se organiza el “aplec” que viene a ser una romería en la que se reunen la gente en la explanada, hacen fogatas y comen. Tambien cantan, se emborrachan y se ahuman. 

De hecho lo màs normal es acabar ahumado. El año pasado el fuerte viento convirtió nuestra primera experiencia en una pesadilla de humo.

Es aconsejable acudir con sillas plegables, una buena provisión de bebida, carne y mucha paciencia. 

Es una buena manera de conocer màs gente de la que ya conoces por el tipíco medio de los saludos de amigos de tus amigos y compartiendo habituallamento. Comida, bebida, cafe, sillas, madera, fuego, parrilla e incluso mesa.

 Y humo claro. Lo que màs se comparte es el humo.

Se suele subir a pie cargando la intendencia y haciendo hambre. 


La verdad es que disfrutas del dia y si hace sol como hoy el frio es más llevadero.