Domingo después de unos días de lluvia y el insigne Cecd10 había convocado una nueva salida. Ultimamente venimos haciendo salidas muchos domingos. Hoy no ha sido excepción. Ha sido la última del año. La siguiente ya será en enero y bien entrado el 2017.

Con estas salidas nos hemos recorrido casi todos los pequeños valles que recorren las torrenteras que fluyen hacia el Mogent. El Mogent es nuestro río, el que cuando puede baña o, mejor dicho, remoja nuestra zona.

Hoy hemos dejado los coches en una zona de aparcamiento enfrente de una cantera de la empresa Hanson Hispania en Vilalba.

Este vallecito recorre una zona que se abre a ambos lados del Torrent de Ca l’Arenas. Zona de bosque de encinas y robles que gracias a estas lluvias y a una temperatura inusitadamente alta nos ofrece un paisaje humedo impresionante.

Las rocas llenas de musgos variados nos muestran unos colores espectaculares.

Después de una subida pedregosa hemos llegado al dolmen de Ca l’Arenas. Alli hemos almorzado. Algun bocadillo, frutas y datiles.

Luego hemos continuado ruta hacia Can Miloca. Después ya hemos ido bajando dejando Collsabadell a nuestra izquierda hasta llegar a los coches.

A veces Buho Gris cree que estas salidas no interesan mucho pero lo cierto es que da perspectiva diferente del paisaje que nos rodea. Ahí dentro, màs allà de la carretera hay prados, masias y lugares interesantes de los que aprendes cosas e historia.

Bueno … y setas.

Aclaración: las fotos que no llevan marca de agua son de Lluna, compañera de caminatas.

Anuncios