– Toc toc … hay alguien ahí?

La ultima vez que escribí algo por aquí fue por septiembre …

Upps no, eso es en mi recuerdo porque lo más sentido que escribí y en buena parte lo más personal fue entonces. La muerte de mi perro. Después de aquello estuvimos de vacaciones en el Pirineo y tengo alguna que otra entrada escrita y, obviamente, colgada. Y algunas, muchas, fotos por ahi.

20151014_113131

Pero en mi mente mi ultima entrada fue la de septiembre. Y eso es porque fue una entrada sentida, escrita des del sentimiento de perdida de un compañero fiel que siempre estuvo a mi lado. Aun hoy, durante las noches de insomnio, miro al lado de mi mesa y espero verlo sentado en su cojín.

Entre tanto por nuestra casa ha vivido durante unos meses, en concreto hasta poco después de Reyes, un gatito que recogimos en Plan. Y digo que ha vivido unos meses porque una tarde oscura de domingo volvimos a casa y había desaparecido. Lo han visto vecinos por la calle de atrás y nos hemos pasado noches y/o madrugadas haciendo guardia esperando verlo y recuperarlo.

20151018_170512

Ni rastro.

No hemos tirado la toalla, tenemos esperanza de que algún día vuelva hecho todo un gato adulto y marañero pero … la verdad es que ya no formará parte de nuestra vida como lo habría hecho de no irse esa tarde a buscar aventuras sin fin.

Como podréis ver los que visitéis el blog vía web he cambiado el aspecto. Año nuevo vida nueva que decía alguien con mucha optimismo. Propósitos nuevos, nuevas emociones y nueva imagen. Eso en cuanto al blog. Tengo algunos planes para los contenidos del blog y el aspecto en general. Con historias más largas, algunas más personales y otras más creativas. Lo iréis descubriendo, que si cuento todo lo que he pensado y luego no lo hago quedo fatal.

La foto pertenece a la pista – cuyo nombre es Pista de Es Plans – que sube a Viadós por el margen del río Cinqueta y es de este octubre. Lo curioso del caso, curioso no, preocupante, es que hace prácticamente la misma temperatura que entonces aunque como es en lado obago quizás haya un poquito de nieve en la parte más alta.

20151014_114216

A todo eso pues la vida continua y una de las cosas que me había propuesto para ese nuevo año es despertar al Centre Excursionista de Cardedeu. Ya sabéis, el insigne Cecde10 protagonista de algunas entradas de este blog con sus épicas salidas.

Como parte de este renacimiento, uno de tantos, del centro pensé en proponer salidas fáciles cerca de casa. La idea básica es que si hay que coger el coche sea para un desplazamiento de 15-20 minutos. A lo sumo y ya en verano calculo yo unos 30-45 minutos. A priori parece un proyecto complejo. Hay tantas cosas para conocer cerca de nuestro pueblo? Pues mira, si. Sorprendente la cantidad de bosque que cae a 10 minutos andando des del centro del pueblo. Bueno, 20 minutos.

La primera salida fue para darle la vuelta al pueblo. O concretando más, al termino municipal. “Volta al terme” la titulamos. No estaba muy convencida yo de la cantidad de gente que vendria. Domingo de enero, las 9 de la mañana, dias pochos … no se, se esta calentito bajo las mantas. Pero mira tu que si que vino gente. De hecho ese dia confluyeron dos grupos que, hace 30 años, formaban parte, dice alguien, del mismo equipo por asi decirlo. El Cardot se apunto a la salida y entre unos y otros sumamos 23 andarines de todo tipo y condición física. Hasta el guía se emocionó de tan inesperada que fue la afluencia de aficionados al paseo matinal.

Alguno de los caminantes no se creía que Cardedeu fuera tan grande. Y es que a veces nos olvidamos que cerca de casa hay cosas chulas para ver. Aunque sean tres cazadores poniéndose las botas con unas butifarras y unos buenos tragos de vino.

Bosques, fuentes medio olvidadas, polígonos industriales, vías de tren, túneles, campos de cultivo, historias de batallas épicas, carreteras con rotondas sin pasos para caminantes, rieras con unos senderos medio perdidos, parques apañados para poder usarse y una cerveza al llegar al pueblo en el Pla de la Calma.

La verdad es que como primera salida estuvo más que bien. Tuvimos hasta nuestro momento histórico-cultural con el relato de la Batalla de Cardedeu-Llinars en 1808.

275px-Gouvion-saint-cyr

– Y el general Saint Cyr ordenó a sus hombres que no se pararan, que tiraran recto, que su fin último era llegar a Barcelona. Si no se habían parado en Gerona, a que iban a pararse aquí …

– Imaginaos 4000 hombres sucios y cansados bayoneta en ristre en plan buey embistiendo.

– Se lo sabe al dedillo, eh, ni que hubiera estado ahí

– Los miquelets llegados de todas partes a la que les plantaron cara los franceses se dispersaron

– Hace frio, nos vamos al sol?

– La caballería que era italiana cargó contra los defensores de Cardedeu … – miradas de escepticismo de la audiencia – si, si, aquí mismo.

– Y no hay unos refugios de la guerra?

– Ah si, pero eso es de la Guerra del 36 no tiene nada que ver

– Hubo muertos?

– Es que esto era el Camp d´Aviació, no?

– Se ve que aterrizaban aviones cuando la guerra civil

– Vale, pero los franceses llegaron a Barcelona, no?

El camino nos llevó por urbanizaciones, caminos populares como el de Sant Hilari y al llegar a un bonito puente – que tiene un nombre pero lo he olvidado, perdón perdón – nos hicimos una fotillo la mar de maja y hasta parecemos felices. Lo fuimos? Yo creo que si. Felices y satisfechos. No solo nos habíamos levantado de la cama antes de lo corriente un domingo sino que estuvimos unas horas en buena compañía.

volta20al20terme

Además, siempre es emocionante ver que solo a un paso – o dos – de la panadería hay un bosquezuelo donde perderse.

Si queréis leer otra crónica – bueno, la “oficial” – y sabéis catalán la encontraréis aquí:

https://cecd10.wordpress.com/2016/01/27/volta-al-terme-de-cardedeu-el-retorn-del-cecd10/