Inicio

Manualidades: puzzle terminado

Deja un comentario

Hemos acabado el puzzle hace unos minutos. Un puzzle de 1000 piezas nos ha tenido entretenidos dos domingos.

image

No está nada mal. Estamos contentos.

Ahora lo desmontaremos por trozos y lo guardaremos en la caja. Menos espacio y más práctico que tenerlo montado sin saber donde meterlo. Y quien sabe, quizás en unos años lo volvamos a montar.

image

Para esto de los puzzles es ideal un complemento que vimos en el concurso del año pasado. Es una tela tipo fieltro como la de los tapetes de jugar a poker.

Como veis en las fotos es de color verde, tambien como el del poker. Sirve para guardar el puzzle a medias y no tenerlo extendido en una mesa durante el tiempo que se tarda en hacer. Esto evita desencuentros con los gatos y la consecuente pérdida de piezas. También te ahorras el engorro de tener una mesa ocupada por el puzzle a medias y no saber donde cenar.

Haces el puzzle sobre la tela y cuando te cansas lo enrollas y lo guardas. Además es útil para trasladarlo.  Si quieres hacerlo en otro sitio no pierdes nada por el camino y es de fácil transporte.

Nosotros lo compramos en la tienda Ue de Drac, en Cardedeu, y no cuesta caro. Si te aficionas a esto de las piezecitas es una buena inversión. Y sirve para puzzles de 500 hasta 2000 piezas.

image

Hay personas que no les acaba de gustar. Las piezas no “corren”; pero es parte del truco. Si se movieran no se podria enrollar para guardar. Si sois de esas personas siempre hay la opción del cartón o la madera del tamaño adecuado. Pero nosotros seguimos viendole el inconveniente principal: ¿dónde lo guardas a salvo de gatos entrometidos?

Admirando la magnitud de la vida

Bichos: Sebas

Deja un comentario

Buho Gris y yo tenemos pasión por los bichos. Los bichos de todo tipo. Y aunque odiamos a muerte a los mosquitos tigre y su inacabable capacidad para chuparte la sangre de forma impune, no rociamos la casa con repelente. Intentamos que nuestras mascotas esten libres de pulgas, garrapatas y bichillos indeseables en general con productos lo más ecologicos y naturales posibles. Pese a que las avispas son; a mi entender; pavorosas aun està por ver que mate alguna. He aprendido a sacarlas de casa con la ayuda de un vaso y un hoja de papel.

Asi visto nuestro interés por el bicherío en general convivir con una cazadora nata como es nuestra gata, Mishi, es nuestra peor pesadilla. Sobre todo cuando llega la primavera y los pajaritos y ratoncillos de campo han criado. Sin olvidarnos de los geckos o dragones que a causa de las frescas temperaturas nocturnas van algo atontados.

Una vez planteado el problema lo que ha pasado en los últimos dos días era facilmente previsible.

Jueves por la mañana. La gata anuncia su llegada con un regalo. Siempre lo hace. Justo cuando el sol empieza a despuntar ella consigue cazar algo. Como está bien alimentada nos lo trae como trofeo y se anuncia con marramiaus especiales facilmente reconocibles. Pero el trofeo se le escapa y cuando intentamos rescatarlo se ha escondido entre las delgas del parquet de la pared.

Horas después Buho Gris la ve jugar con una pelotita del tamaño de una cereza picota. No es una cereza. Tiene pelo. Es un ratoncillo.

image

Despistada la gata con una bola del roble salva la vida al ratoncillo y lo intenta soltar en la leñera. Pero muerto de miedo no se va. Así que, como única manera de salvarle la vida lo pone en una caja de cartón.

image

Después de intentar soltarlo por dos veces más sin éxito decide que lo adoptamos.

image

Hoy le hemos construido una casita, a prueba de gatas insistentes, tras una noche algo movida.

image

Somos muy apañados y hemos aprovechado un viejo cajón verdulero de nevera, un cesto de hierro de mueble verdulero y un trocito de tela mosquitera. El suelo es de trocitos de papel higiénico y los platos tapas de potes de cristal que teniamos para el reciclaje. De comida unas pocas bolitas de pienso de los gatos, un trocito de manzana y un poquito de turrón de jijona.

image

Se llama Sebas y es el sexto miembro de la familia.

image

Y que dure.

image

Admirando la magnitud de la vida

Manualidades: montando un puzzle

Deja un comentario

Domingo por la mañana, con el fresquito matinal dándonos los buenos dias. Son las 8:45 la mayor parte de los habitantes del pueblo aun están enredados con las sábanas. No hay problemas para aparcar en la Diagonal Viader.

Buho Gris y yo esta mañana teniamos una misión: poner el máximo número de piezas de un puzzle.

De nuevo la tienda UE de Drac ha organizado su concurso de puzzles con la colaboración de El Cardot en la Sala Sarau.

image

Como el año pasado ya colaboramos ya sabemos de que va la cosa: tres horas de cháchara mientras los esforzados concursantes estan concentrados en sus puzzles.

Buho Gris me dice la semana pasada: “Este año participamos, eh”.

Y yo que el año pasado me pasé la mañana leyendome un par de revistas que compré le respondí:
“Estás seguro?”

Si, lo estaba.

image

Seis parejas hemos participado incluyéndonos a nosotros. Y no nos ha ido tan mal. Hemos quedado cuartos. Yo creo que hemos montado casi el 50%.

La pareja ganadora lo ha acabado: 1000 piezas de un Ravensburger la mar de colorido en unas 2 horas 30 minutos.

image

Hay gente que son unos cracks.

Comiendo: un viernes al parque

Deja un comentario

Donde me paso las jornadas laborales es un poligono situado en Cornella justo al lado de las entradas a las Rondas (sur y norte) de Barcelona.

Los viernes son un dia extraño pues la mitad por no decir un 80% de la empresa acaba su jornada a la hora de comer entre las 14 y las 15. Eso convierte la hora de la comida en algo incierto pues nunca tienes claro si tendras compañia para comer. Hoy me he decidido por la soledad autoimpuesta tal y como la denomina mi compañero AM.

Siendo la comida una ensalada de garbanzos con atun he recogido mis bartulos y me he trasladado al parque.

image

En la zona trasera del poligono, pegado a la salida de la ronda, hay un parquecito que descubri este invierno. En tiempos de frio te sientas al sol y ahora con la canicula los arboles te ofrecen una sombrita muy agradable.

image

Este año tengo el blog bastante abandonado. Asuntos personales y familiares varios y mucha apatia o desgana vital han espaciado tanto las entradas que a veces me planteo si cerrar este cuaderno de bitacora.
Pero aun no. No he llegado a ese punto de no retorno, aun tengo ganas y mi cabeza bulle con muchos proyectos que cuecen a fuego lento. Soy lenta no solo tomando decisiones sino tambien para llevarlas a cabo.

Hoy aqui sentada en el parque me he decidido a contarlo de forma breve con esta app aun por descubrir de WordPress.

Si aparecen las fotos espero que sea bien y que alguien me diga que las ha visto.

Admirando la magnitud de la vida