Este pasado sábado día 4, estuvimos de celebración. Se cumplían 11 años que Buho Gris y yo vivimos juntos en esta húmeda casa a la esplada del Parque del Montnegre-Corredor. Además el miercoles siguiente fue su cumpleaños.

Tocaba darse una alegría.

Le habíamos prometido a nuestro amigo G que cuando abrieran el restaurante donde ahora trabaja iríamos a tapear-comer. El restaurante ha permanecido de obras durante la época de descanso y en esos días en los que ha estado cerrado nuestro amigo ha pasado a formar parte del equipo. De todos es conocido que uno sabe cuando empieza unas obras pero no muy bien cuando las acaba y el día de apertura se iba retrasando un poco más.

Asi que si, coincidio con Semana Santa. Todo estaba lleno de gente. Hacia un día nublado. Pero nada nos amedranta y para alla que nos fuimos. San Esteve de Palautordera ni mas ni menos.

dia nublat 4abr15

Es este uno de esos pueblos en los que, a menos que vayas a comer como nosotros o conozcas a alguien que viva ahí, no acostumbras a pararte aunque pasas muy a menudo pues está de camino al Montseny destino ideal para excursiones pic nics o lo que se tercie.

Ese dia fuimos y paramos.

Sant Esteve de Palautordera es un pueblo amable, de un tamaño adecuado, tranquilo, con casa grandes de veraneo, bastante turismo rural y algunos restaurantes. También tiene un camino para senderistas que, aventuro, parte de Santa Maria de Palautordera y debe llegar casi hasta las pistas y senderos que suben al Montseny. Es mucho aventurar porque no lo comprobamos así que nos queda pendiente.

Un ambiente agradable, decoración minimalista, un comedor pequeño. El Perepunyetes es un local al que volveremos y sin duda recomendaré a cualquiera que busque un lugar donde comer sencillo, con productos muy frescos y de calidad.

carta Perepunyetes 4abr15

Probablemente fuimos demasiado pronto, era Semana Santa y la afluencia de publico por lo visto fue todos los dias de lleno total. De lo cual nos alegramos enormemente, es todo un reto abrir despues de las vacaciones en tiempo de afluencia turística.

Tuvimos que esperar porque estaba por llegar en unos minutos el pescado recién comprado y eso os ha de dar una idea del cuidado que ponen los dueños y cocineros para tener productos de calidad y frescos. No teniamos prisa ninguna y no somos de los que nos ponemos nerviosos por estos pequeños asuntos. Además nos trajeron unas olivillas y el vino de la casa – me pedi una copa para la comida – era delicioso.

Me encantó el pasillo con los vinos que te ofrecen expuestos y la lámpara de lágrimas de cristal que siempre han sido de mis preferidas. Recuerdo de pequeña que mi abuelo tenía una buena colección de esas lágrimas en el pequeño trastero del terrado de la casa. Un lugar fascinante lleno de cosas ( y telarañas de las de peli de terror) que, lamentablemente, se perdieron. No me pondría una de esas lámparas en casa pero en ese comedor da una sensacion casi majestuosa que contrasta con la decoracion rústica.

No tengo nada que decir del trato de la persona que nos atendió, obviamente fue impecable. Y la comida estupenda. Hacia tiempo que no comiamos fuera de casa, en un restaurante, y fue un rato muy agradable. Slow food total, con prisa ni se os ocurra, no es uno de esos sitios donde ir a golpe de silbato. La verdad, el que tenga prisa que vaya a otros sitios. Este tipo de locales son para tomarselo con calma, disfrutar de la compañía, charlar con el maitre y paladear a gusto la comida

Y sabeis … me entusiasmó. En esta nueva etapa de inmersion en la filosofia de la slow life este es uno de esos sitios a recomendar para comer. El maitre no os dará prisa pero si buena conversación si queréis.

Y que comimos? Pescado, no ha quedado claro?

Entrantes: cigalas y navajas. Las cigalas grandes, bien jugosas y las navajas sin un gramo de arena. Impecables

entrants Perepunyetes 4abr15

Primeros: arroz negro. En su punto, con su estupendo sabor.

arros negre Perepunyetes 4abr15

Primeros: Turbot con salsa de coliflor. Tan bueno que me habría comido otro

Turbot Perepunyetes 4abr15

Del postre no hice fotografía, ya empezaba a ser cansina yo con el mobil haciendo fotos y me abstuve. Pero también lo recomiendo, era bizcocho de zanahoria.

Anuncios