Uno de los propósitos para este año, un poco ralentizado por el cambio de circunstancias en mi vida, era el de personalizar un poco más este blog. Dar a conocer qué leo, escribo, coso o construyo además de cocinar o salir de excursión. No es la intención convertir esta bitácora en una especie de diario íntimo público. Pero sí que sepáis un poco más en que gasto el, ahora, escaso tiempo de que dispongo al día.

Hasta ahora tenía horas y horas para gastar de forma libre pero, la vida es así, ahora la mayor parte de tiempo la paso trabajando o en los transportes públicos que tienen a bien trasladarme del lugar donde vivo al lugar donde trabajo.

Después de esta parrafada empezaremos con la nueva sección: leyendo. Empezaremos con la crítica de un libro.

Hay muchos blogs que se dedican a esto. Magníficas bitácoras que admiro y sigo con interés gracias a las cuales he descubierto autores desconocidos para mi. No es mi intención entrar en este mundo de las críticas. Nada más lejos de mi intención. Pero si que de tanto en tanto me gustará hablar de libros que leo, libros quizás de tirada más reducida o por los cuales tengo un interés más cercano.

La editorial Cáspide es una de estas nuevas editoriales, pequeñas, que se están abriendo camino en el mundo de los libros con paso lento pero seguro. Editando con cariño.

http://rescepto.wordpress.com/capside-editorial/

Y el primero de estos libros que he tenido el placer de leer es “Reyes de aire y agua” de Jesús Fernández Lozano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ante todo una disculpa al autor. El libro lo compré en la presentación que se hizo en la Estelcón del Smial de Lorien en Barcelona celebrada durante el fin de semana de Todos los Santos en La Conrería. Os lo conté aquí:

https://patitasdedragon.wordpress.com/2013/11/05/estelcon-en-la-conreria/

Como digo el libro lo conseguí allí y me leí el primer cuento con el ansia de quien conoce el mundo de Jesús. Pero esa misma ansia me hizo frenar la lectura. Era tan magnífico que dejé de leer. Quería hacer durar el libro, como aquel que se guarda la mejor parte del bocadillo para poder paladear y conservar el gusto en la boca durante más rato. Y eso quería yo con este libro. Que me durara entre las manos, que pudiera irme a ese mundo de Fantasía y vivir allí durante horas. Así que lo dejé encima de la mesa, llamándome con dulzura, tentándome. Y yo resistiendo.

No es la primera vez que lo hago, me guardo un libro porque me gusta tanto que cuando lo acabe se que me sentiré huérfana.

Pero ya no podía esperar más. Era imposible resistirse, ni al libro ni a su autor que esperaba que le dijera que me parecía. Que esperaba esta pequeña crítica en mi blog.

Así que esta semana, mientras el tren me lleva con su soñador traqueteo yo he viajado a lomos de la Magia al mundo de los Cuentos de Hadas en el más puro sentido de la expresión. Porque eso es el libro de Jesús, un billete de ida para disfrutar del desenfreno de Tevar, Rey de los Gatos, para seguir al atribulado Sean Campbell en el Castillo de No o para conocer y escuchar el canto del Rey de los Grillos. Magia en estado puro, ya os lo digo. La belleza, el Encanto, en cada una de las palabras y expresiones que son cuidadosamente escogidas por Jesús para darle el tono adecuado a cada una de las escenas de cada uno de los cuentos que componen este libro.

Como he dicho, no me tengo por crítica de libros, a lo más que llego es a decir me ha gustado, está bien escrito, transmite emociones, los personajes estan bien dibujados … En general siempre veo el esfuerzo del escritor en todas sus obras.

Este libro es de lo mejor que he podido leer de fantasía en los últimos años.

No solo no es mi oficio el arte de la critica sino que para mi es un reto hablar de este libro con objetividad. No la habrá. Es tanto el cariño que me une a Jesús que no haría sino alabarlo demasiado y perdería rigor.

 Pero si debo señalar algo que acaso otros ya hayan dicho: “Reyes de aire y agua” tiene la virtud de transportarte a un mundo maravilloso donde la Magia y el Encanto son habituales. Durante esos momentos de lectura o incluso durante unas horas después, cuando todo a nuestro alrededor aun es brumoso porque la Magia nos impregna, nos puede parecer que incluso el mundo real es más mágico de lo que a todos nos parece habitualmente.

Cri-Cri, Cri-Cri, Cri-Cri

Cri-Cri, Cri-Cri, Cri-Cri

Cri-Cri, Cri-Cri, Cri-Cri

Escuchad bien porque entre todas esas fábricas humeantes, atascos urbanos o contenedores repletos de desperdicios los grillos intentan hacerse oir sobre el estruendo que nos rodea.

Anuncios