Ayer nuestro amigo Toño decía todo convencido: “He visto las grallas delante de casa y mañana habrá nieve y ventisca” Y nosotros, con el Accueweather en la pantalla del PC le decíamos que total solo daban unos escasos 2 mm de agua nieve.

Pues tenía razón él y a media mañana ha vuelto a nevar. Al principio muy poco y como antes había caído algo de la famosa agua nieve estaba todo mojado y no cuajaba. Pero al fin la nieve se ha puesto manos a la obra y ha ido quedando todo blanquito.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aquí están dos fotos de las mismas ramas al principio de nevar y cuando la cosa ya estaba seria.

Aprovechando que ha cuajado hemos salido a recoger leña del garage para encender la chimenea. Cuando nieva no hace excesivo frío pero si te da la sensación y un fuego siempre se agradece.

Una vez fuera el perro ha decidido que lo de la leña no iba con él pero si la pelotita de tenis. “Tiramela, tiramela” decía ansioso. Mientras yo le tiraba la pelotita por el jardín Buho Gris ha hecho un muñeco de nieve, llamado familiarmente “muñaco de nieu”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

Primero hay que hacer tres bolas. Se empieza recogiendo nieve y dándole forma redondita, como si fueras a tirársela a la fotógrafa. Luego, haciéndola rodar por el suelo, la haces crecer hasta llegar al tamaño deseado. Una grande para la primera parte del “muñaco”, una menos grande para el cuerpo y una más reducida para la cabeza.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Le daremos un poco de entidad al cuerpo rellenando las junturas de las bolas con nieve.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

Luego se trata de decorarlo: ponerle ojos, nariz, una bufanda, un gorrito y ya que estábamos le hemos dejado una escoba para si por la noche se aburre y quiere barrernos la nieve de las entradas de casa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios