Hacer lentejas no tiene ningún secreto. O vamos, es uno de esos platos que son fáciles de hacer, nutritivas, sabrosas y calóricas si le echas condimentos potentes.

Para hacer lentejas usamos

 

1 kilo de lentejas

una zanahoria

media cebolla

unas lonchas de panceta

tres cuartos de un pie de cerdo, un cuarto por cabeza en nuestro caso

Sal, pimienta, aceite

 

Se les puede añadir en lugar del pie de cerdo un pedazo de chorizo, es lo típico si. Pero no teníamos y en cambio si pie de cerdo.

Pusimos el pie a cocer en una olla exprés durante unos quince minutos. Podríamos haberlo cocido con las lentejas pero en los 20 minutos que acostumbran a tardar en hacerse no se habría cocido el pie como nos gusta a nosotros.

En una cacerola salteamos la panceta cortada a trozos con aceite. Cuando está dorado añadimos la cebolla y la zanahoria picadas. Dejamos dorar y añadimos las lentejas. Removemos y añadimos agua hasta cubrirlas.

Como había un kilo añadimos también el agua de cocer los pies que, como se nos hicieron bien, los dejamos a parte no tuvieramos que hacernos con unas pinzas para rescatar los huesitos del pie de tan cocida la carne.

Una vez cocidas las lentejas al gusto de cada casa añadimos el pie y le damos una vuelta para que cojan sabor.

Que tiene de novedosa esta receta?

Imagen 

Pues que recuperamos una olla de cobre de la falsa de casa y, tras limpiar bien unos puntitos verdes de óxido, la usamos para hacer las lentejas directamente a la lumbre. Sabéis aquello que dicen de la comida que se ha cocinado al fuego? Aquello de que sabe diferente? Pues saber no se pero oler des de luego, huelen a ahumado.

Una vez probadas puedo decirlo: están deliciosas hasta con arroz al día siguiente.

 

No solo de patatas asadas y carne a la brasa vivimos las personas. Si tenéis chimenea y una olla que ya no usais en la cocina corriente (quedará totalmente tiznada de negro) os animo a hacerlo.

 

 

Anuncios