Después del agotador sábado llegamos al último día del Cardoterror. Suerte que este festival solo dura 4 días. Este tipo de actos suelen ser terriblemente extenuantes y dan mucha sed porque te pasas horas hablando con este y aquel de esto y lo otro. Acabas con tal batiburrillo de nombres y caras que hasta el evento siguiente en el que te reencuentras no sueles poder relacionar la cara con su nombre correspondiente. O como mínimo a mi me pasa esto. Pero valen la pena.

El domingo es el día dedicado al TAC (Terror Arreu de Catalunya) y se inició por la mañana con dos charlas abiertas al público organizadas en el Tarambana. “Finançament de festivals” y “Del curt al llarg”. La verdad es que mi interés en este tema no deja de ser el de la más pura curiosidad así que al final no fui. Me quedé en casa escribiendo la crónica del sábado y preparando algo de comer que no fuera un bocadillo de jamón. Sin embargo a Buho Gris le tocó en suertes hablar sobre la financiación del Cardoterror y nos hizo un par de fotos.

Imagen

Imagen

A las 16 hs estaba previsto el inicio de la última jornada del festival. A pesar de ciertas dificultades y retrasos varios, empezamos casi casi en punto.

La emisión del documental “Los perversos rostros de Victor Israel” dio el pistoletazo de salida a la tarde. Sus directores Diego Lopez y David Pizarro lo presentaron ante un público interesado.

Imagen

Luego se emitió “The Changeling” de Peter Medak con un gran George C. Scott en su papel protagonista. Quien no haya visto nunca la escena de la pelotita de juguete bajando por las escaleras no sabe lo impresionante que es esta película. Vista des de la sala de proyección daba hasta miedo del bueno, del de congoja.

Después de las dos horas atemorizadoras de la película se pasó a la tarde TAC. En esta se emitieron los 10 metrajes finalistas que optaban al premio TAC al mejor corto de producción catalana del 2012 y a los mejores efectos especiales también de producción catalana. Ganaron “Leyenda” de Pau Teixidor los efectos especiales y “The yellow ribbon” de Carlos Marques al mejor corto.

Imagen

Como los directores agraciados no estaban no hay foto pero si la tengo de los premios.

Imagen

Y con esto y un bizcocho, o mejor dicho, con esto y un montón de bikinis se dio el punto final al Cardoterror de este año.

El lunes por la tarde se quedó para recoger los trastos y regalarnos con una cervecita fresca, cerrados nuestros puntos habituales de encuentro invadimos El Cafe de la Plaça.. Ahora solo falta cerrar los números y el terror se habrá ganado un buen descanso por unos meses. Que buena falta hace.

Imagen

Cuando un festival se acaba lo más impresionante es la sala vacía, donde hacía solo unas horas había un montón de gente comiendo palomitas y pasando miedo con pelotitas que piensan de forma autónoma ahora solo hay ….

Imagen

El susto y el miedo agazapado entre los asientos esperando a la próxima edición del festival.

Gracias a todos por el interés.

Anuncios