Junto con los rollitos de pies de cerdo crujientes decidimos hacer otro plato de “La Pera Limonera”. En sus viajes por la geografía aragonesa el programa “La Repera” nos muestra empresas u obradores relacionados con la gastronomía de la población que visitan. En la provincia de Huesca visitaron Benabarre donde una tocinería elaboraba, entre otros embutidos, sobrasada que, como todos sabemos, es el embutido mallorquín por excelencia. No la he probado, tampoco soy experta en sobrasada, lo mio es el fuet y las secallonas.

El caso es que siempre dedican un par de programas a algunos productos de pueblos visitados haciéndoles referencia. Es lo que tiene una emisora tan local, hacen propaganda de lo suyo. No sé, no recuerdo TV3 haciendo eso … Eso si, aquí en Catalunya, tenemos la revista Descubrir y su hermana o hija, no se, Descubrir Cuina. Debe ser por eso que la Corporació no hace programas humildes de gastronomía y geografía de Catalunya. Había un programa de radio que … ui, que me voy por las ramas.

El caso es que hicimos ese arroz con sobrasada y alcachofas.

Que necesitamos?

Arroz, claro, como no.

Sobrasada, va a ser el ingrediente estrella ni escatiméis – aunque sin pasarse que luego embafa – ni os hagáis los rácanos, comprad una sobrasada buena. No olvidéis que la que sobre os la comeréis con pan!

Alcachofas. Las usamos frescas pero todos sabemos que la época de la alcachofa es una y corta, yo creo que quedaría bien con la que venden congelada.

Puerro

Cebolla

Pimiento rojo

Mantequilla

La receta original se hacía con un arroz rojo. Sí, rojo. Como el negro que venden pero rojo. Me pregunto de donde salen esos arroces modernos? Pero el caso es que no encontramos y no teníamos tiempo ni ganas de ir a las tiendas “especiales” a buscar un producto que podíamos sustituir por el arroz de toda la vida. El de grano redondo.

Hervimos el arroz a parte de la forma habitual, lo dejaremos algo caldoso. Lo ideal es que vayamos cociendo el arroz conforme vamos haciendo el sofrito o hacemos el sofrito, reservamos, y cuando el arroz este en su punto lo mezclamos todo.

En una cazuela ancha salteamos las alcachofas cortadas a cuartos. Cada uno a su ritmo con las alcachofas pero nuestro ya amigo Daniel Yranzo les deja el rabito, para el un manjar. Se que hay opiniones encontradas al respecto, vosotros mismos. Cuando están listas añadimos el pimiento, el puerro y la cebolla picaditos finos. Salamos y dejamos pochar todo junto.

Como os he dicho en este tiempo podéis tener el arroz cociendo y cuando veis que todo está listo, recordad que no esté seco, lo juntamos. Removemos bien para que todos los sabores se junten y añadimos una nuez de mantequilla para darle untuosidad.

Cuando lo tenemos casi listo añadimos la sobrasada cortada a trocitos y la hacemos fundir removiendo el arroz para que quede bien mezclado.

 Imagen

La sobrasada hace el efecto del queso y la mantequilla en un rissotto, su grasa añade untuosidad por lo que os podéis ahorrar la mantequilla si queréis, y da color. Ahí tenéis el arroz rojo. Bueno, es menos rojo que el original de la receta pero estaba muy bueno.

 Imagen

Y como lo hicimos para acompañar los pies la foto conjunta era de rigor.

 

 

 

Anuncios