Inicio

Galletas rockeras

Deja un comentario

Nuestra primera aventura para narrar ha de ser, obligatoriamente, una en un lugar cerrado. Y no porque nos gusten especialmente los sitios cerrados sino porque es invierno y apetece estar bajo cubierto, no vaya a ser que nos caiga un lluviazo. Claro que, ultimamente, los lluviazos son escasos, como mucho cuatro gotas mal contadas que decimos por aquí y que solo hacen que aumentar el nivel de humedad del lugar donde vivo. Y para eso tampoco haria falta, la verdad, que llueva en las cabeceras de los rios yo ya tengo suficiente humedad.

Esta semana nos hemos dedicado a preparar una fiesta de cumpleaños para nuestros pequeños amiguitos que en el transcurso de este mes de enero cumplen o han cumplido 6 años.

Son tres y la fiesta será, mejor dicho fué el domingo dia 20 en el Eixample de Barcelona.

Quien esto escribe ha de confesar que es neófita en la organización de este tipo de eventos y más destinados a un publico infantil, soy pues una autentica ignorante en este campo pero mi socia habitual tiene una niña y ultimamente estoy metida en este mundillo de índole tan familiar.

Qué hay que hacer para organizar una fiesta de este tipo, os preguntareis. Esperais que os explique con todo lujo de detalles cómo, cuándo, dónde e incluso porqué … pero no. No es esa mi misión, yo os voy a narrar como fue aquello en lo que fuí partícipe y no es precisamente mucho, la verdad.

En primer lugar, mi cometido en todo este embrollo, dejemoslo claro, es participar en la fase “galletera”. Para los que no lo sepais o seais nuevos en la lectura de mis aventuras os he de contar que hemos decidido mi socia y yo ofrecer a nuestras amistades galletas y pasteles decorados bajo pedido. Somos Baterflai Cookies y estamos incluso en el Facebook. Hoy dia parece que si no estas en el facebook no eres nadie, bueno pues nosotras somos “alguienes”

Entrados ya en materia os presento a las protagonistas:

Mm, Ju y Ann

Reunidas miercoles por la mañana en casa de Mm empezamos a colorear los fondos de las galletas. Ah, no os he contado cómo son las galletas? No claro, he olvidado algo importante y es que la fiesta es temática, en concreto rockera. Son galletas de mantequilla, cortas de azucar porque luego hay que pintarlas con masa hecha a base de azucar, claro.

Las galletas pues tienen forma de guitarra y son ni más ni menos que 40 galletitas d eun palmo caso de tamaño, un palmo pequeño y estrecho, de niño vaya.

  • Y así las azules como las pintamos, claras u oscuras? – se pregunta Ann en voz alta
  • Pues quedaran mejor oscuritas porque si no se confundirán con las lilas
  • Ah claro.
  • Hay lilas? – pregunta Ju
  • Ahí, no las ves? – pensaba que eran grises se dice Ju para si misma mientras las mira.

Pues eso, poneos en situación, tres mujeres hechas y derechas, pasta de azucar de colorines en ristre y coloreando a pulso las galletas. Las risas, comentarios picantes y el asombro de la hora que es, lo rápida que ha pasado la mañana y no hemos comido nada aún os lo podeis imaginar.

Viernes volvemos a encontrarnos. Hemos subido el nivel, todos los fondos del cuerpo y mástil de las guitarras estan pintados, ahora hay que dibujar los trastes, cuerdas, clavijas, botones y adornos de la guitarra. Para ese menester en las tiendas que nos venden “cacharritos” de cocina, hoy dia muy de moda, se nos ofrece un mundo de posibilidades. En este caso usamos unos tubitos parecidos a los de pegamento Imedio de toda la vida pero de pasta de azucar de colores y unos potes llenos a rebosar de minúsculas bolitas de azucar de colores también.

  • A mi no me saldrán las cuerdas. – suelta Ju, víctima del pulso acelerado de sus manos
  • No las chafes por Dios que son las primeras que he hecho – dice Ann al verla
  • Tu pon bolitas en los mogolloncitos de pasta de azucar. – le espeta Mm a Ju poniendole enfrente un par de guitarras de cuerpo azul
  • Y éstas han de ser de qué color?
  • Pues en los mogolloncitos amarillos bolitas verdes y azules
  • Eh no, no, que de verdes hay poquitas! – dice Ann con voz de espanto
  • Bueeeno, os pongo más … – dice Mm y con mano experta y cara de hastío suelta otro mogollón de bolitas de colores en el platito … siguen sin haber azules y verdes piensan Ann y Ju mirandose

De nuevo va pasando la mañana. Poniendo bolitas minúsculas de azucar con tendencia al escapismo y haciendo un bizcocho, el primero, el de la hija de Mm que es redondo y es el más facilillo a priori.

El típico bizcocho, tomad nota por si estais interesados:

Mezclamos 3 yemas, un yogur, dos potecitos del yogur llenos de azucar, tres llenos de harina y un sobre de levadura en un bol amplio.

Luego añadimos las 3 claras de los huevos a punto de nieve y con la lengua de pasteleria lo mezclamos cuidadosamente.

Vertemos la mezcla en un molde untado de mantequilla y rebozado con harina para que no se nos pegue el bizcocho y lo horneamos a 180 º C. Un truqui, para que quede mas esponjoso ponedle un vasito con agua en el suelo del horno.

Tardará entre 30 y 45 minutos. Vereis como va subiendo y para saber si esta bien hecho pinchamos con un palillo y si sale limpio ya lo tenemos, Mm es una experta, cuando pinchó el bizcocho ya estaba en su punto.

No lo dejeis en el horno porque se os cocerá más, dejadlo sobre la encimera para enfriar.

  • Oye que bien huele la cocina, ya podeis venir cada dia! – dice una voz masculina
  • Papá, cada dia no nos pegamos esta currada! – dice Mm divertida
  • Bueeeno, pero que pinta tienen estas galletitas! Cuantas hay?
  • Cuantas hay? – pregunta Mm a su vez pero su pregunta …
  • Mierda, no me sale bien este nombre! – el sonido de la voz de Ann desesperada se traga la pregunta, lleva casi cuatro horas sin fumar, un récord
  • Deja, ya lo hago yo, haz los otros
  • Cuantas hay? – vuelve a preguntar la voz masculina
  • 36? – dice Mm
  • Yo he contado 36 – responde Ju intentado rescatar unas bolitas que querían huir por el sobre de la mesa de la cocina
  • 2, 4, 6, 8, 14, 10 de estas … si 36. Nos faltan 4. – cuenta Mm rapidamente
  • Eh que yo quiero que quede una para cada una de nosotras – exclama Ann
  • Tu escribe, te tocan las lilas, las letras irán en blanco. – Ju sigue pensando que parecen grises … pero está atenta a las huidizas bolitas … se las está comiendo, pero nadie la ve.

Cada galleta personalizada con el nombre del amiguito/a invitado a la fiesta. Si, habeis leido bien, cada niño o niña su galleta. Si, es un trabajo enorme. Si, estamos locas … pero de verdad, no pagariais por ver la cara de los niños cuando reciban su galleta con su nombre escrito?

Pues eso es lo que motiva.

  • Ah pues esto relaja mucho eh – dice Ann ya en la calle tras la primera calada del que cree un merecido cigarro
  • Pues de aquí a los muñequitos de Warhammer solo hay un paso – responde Ju con una alegre sonrisa

Os pongo una foto de las galletitas protagonistas absolutas de este relatillo.

galetes rokeres Aitana

Anuncios

Estamos de estreno

Deja un comentario

Bueno, en fin, tenía mi antiguo blog muy abandonado, de hecho totalmente pues daba pereza hacer entradas, mi vida sufrió un giro de 180 º hace unos 7 meses y he tenido que recolocarme. Quizás todas estas explicaciones carezcan de importancia. Si, carecen de importancia, lo básico es que entre los propósitos para este año 2013 estaba el de ponerme al dia con el blog y actualizarlo de forma regular.

Ya había modificado varias veces el blog antiguo pero para darle un nuevo aire he decidido no cambiar la decoración sino trasladarme de casa. En esta nueva casa ya no solo hablaré de cocina o de excursiones, va a haber un hueco  para todo tipo de entradas con las más variadas temáticas siempre intentado darle un aire ligeramente novelesco. O no.

Para el que quiera leer viejas entradas el blog antiguo esta abierto (de momento) pero ahora publicaremos aqui. También quiero aumentar la periodicidad de modo que publicaré entradas semanalmente aunque sean dos versos arañados de algún pensamiento perdido.

Si no sabeis donde perderos sed bienvenidos