Inicio

Sant Hilari 2017

Deja un comentario

Un año más Cardedeu ha celebrado su “aplec” en la ermita de Sant Hilari al norte de la población.

No es un lugar desconocido porque en algunas excursiones del Cecd10 hemos pasado por ese lugar. Muchas pistas, caminos y senderos te llevan hasta allí dando más o menos vueltas y recogiendo algunas cosillas comestibles como esparragos o setas.

Cada año en enero se organiza el “aplec” que viene a ser una romería en la que se reunen la gente en la explanada, hacen fogatas y comen. Tambien cantan, se emborrachan y se ahuman. 

De hecho lo màs normal es acabar ahumado. El año pasado el fuerte viento convirtió nuestra primera experiencia en una pesadilla de humo.

Es aconsejable acudir con sillas plegables, una buena provisión de bebida, carne y mucha paciencia. 

Es una buena manera de conocer màs gente de la que ya conoces por el tipíco medio de los saludos de amigos de tus amigos y compartiendo habituallamento. Comida, bebida, cafe, sillas, madera, fuego, parrilla e incluso mesa.

 Y humo claro. Lo que màs se comparte es el humo.

Se suele subir a pie cargando la intendencia y haciendo hambre. 


La verdad es que disfrutas del dia y si hace sol como hoy el frio es más llevadero.

Caminar por Ca l’Arenas

Deja un comentario

Domingo después de unos días de lluvia y el insigne Cecd10 había convocado una nueva salida. Ultimamente venimos haciendo salidas muchos domingos. Hoy no ha sido excepción. Ha sido la última del año. La siguiente ya será en enero y bien entrado el 2017.

Con estas salidas nos hemos recorrido casi todos los pequeños valles que recorren las torrenteras que fluyen hacia el Mogent. El Mogent es nuestro río, el que cuando puede baña o, mejor dicho, remoja nuestra zona.

Hoy hemos dejado los coches en una zona de aparcamiento enfrente de una cantera de la empresa Hanson Hispania en Vilalba.

Este vallecito recorre una zona que se abre a ambos lados del Torrent de Ca l’Arenas. Zona de bosque de encinas y robles que gracias a estas lluvias y a una temperatura inusitadamente alta nos ofrece un paisaje humedo impresionante.

Las rocas llenas de musgos variados nos muestran unos colores espectaculares.

Después de una subida pedregosa hemos llegado al dolmen de Ca l’Arenas. Alli hemos almorzado. Algun bocadillo, frutas y datiles.

Luego hemos continuado ruta hacia Can Miloca. Después ya hemos ido bajando dejando Collsabadell a nuestra izquierda hasta llegar a los coches.

A veces Buho Gris cree que estas salidas no interesan mucho pero lo cierto es que da perspectiva diferente del paisaje que nos rodea. Ahí dentro, màs allà de la carretera hay prados, masias y lugares interesantes de los que aprendes cosas e historia.

Bueno … y setas.

Aclaración: las fotos que no llevan marca de agua son de Lluna, compañera de caminatas.

Festivos

Deja un comentario

El martes era festivo. Estamos en esa semana estúpida en la que se tienen dos días de fiesta separados. Dos dias pares festivos: 6 y 8. Parece una broma pero no lo es. Este año además han caido durante el transcurso de la semana: martes y jueves.

Divertido? No. Trabajar dias alternos es muy perturbador. Esta semana tiene tres lunes o tres viernes según como lo mires. No coges un ritmo. Si ademàs tienes o trabajas en una fábrica con maquinaria la cosa se complica. Hay máquinas que lo de “trabajar”día sí día no lo llevan francamente mal.

Y si eres comerciante o trabajas de dependienta esta semana es de lo peor. No olvidemos que es el inicio de la campaña navideña y estos dos días en las grandes superficies comerciales son laborables. Y los próximos domingos.

Cuando media ciudad está de fiesta la otra media – tengamos en cuenta que somos un pais de servicios – está trabajando. Generalmente para la media que no trabaja.

Coches hasta donde alcanza la vista llenaban tanto este parking subterráneo (planta -2) como los exteriores. 

Se produce un efecto curioso y cruel en el que los dos días festivos de diciembre hay gente que es cuando más trabaja y con más estress. Muchos aprovechan para las compras de Navidad con las prisas para evitar tener prisas la última semana.

El estress es palpable aunque aún no ha llegado a sus cotas máximas. Dadle tiempo, solo es dia 7. Faltan 17 días para Nochebuena.

Nosotros quisimos participar de esta vorágine consumista por un día y nos bajamos a La Maquinista. Misión: desodorante para Buho Gris y una broca para hierro del 3. 

Fuimos unos campeones. Aprovechamos para comprar un potecito de pintura roja para superficies metálicas – ya os enseñaré para que -, un pincel y disolvente junto con las brocas (paquetito de dos) en Leroy Merlin. Del desodorante salimos indemnes y no sucumbimos a nada más – aunque yo me miré los lapices labiales – en Sephora. Eso si, de esta segunda parada salimos algo intoxicados por tanto perfume.

Luego cometimos el error de entrar en una tienda que se llama A loja do gato preto. Totalmente desconocida para nosotros nos encantó la estética de sus productos. Nos compramos unas tazas para te de casi medio litro preciosas.

Ya algo agobiados y antes de que la Casa del libro nos absorbiera con sus peligrosas tentaciones llenas de páginas repletas de letras,  nos fuimos.

De vuelta en nuestro querido Vallés Oriental decidimos darnos un pequeño capricho e ir a comer un menu a Les Sureres. Es un acogedor restaurante en la carretera de Santa Maria de Palautordera. Hacía muchos años que no ibamos y fue grato comprobar que su cocina sigue siendo igual de buena y el trato tan agradable como lo recordábamos.

Después de una mañana en el caótico mundo de un centro comercial ese pequeño restaurante fue como un oasis de calma.

Esparragos verdes a la brasa con salsa romesco, cordero a la brasa y patata al horno con all i oli y coulant de chocolate. Sencillo, suculento y en la cantidad adecuada.

Nos damos cuenta de lo afortunados que somos de vivir donde vivimos a pesar de la constante humedad que nos rodea cada día.

Retos pequeños

Deja un comentario

En octubre pensé en retomar el blog por enésima vez. Tengo incluso la entrada escrita. Pero hoy la estaba releyendo y me ha parecido … poco adecuada. Bueno, siendo sincera, no se en que estaba pensando porque no me ha gustado nada.

Luego he releido otra que tengo escrita y esa si que la colgare. Pero no hoy. Más adelante, cuando decida la periodicidad para mi paso por aqui para publicar. Seamos sinceros, historias tengo un montón porque cada vez que salgo hago alguna foto y se me ocurre algo que contar. Pero después me ataca la pereza y todo se va al garete. Llego a casa y me apetece más leer o hacer ganchillo que hacer la entrada. Poner las marcas de agua a las fotos, escribir, ir a por una wifi … la verdad el ganchillo está ahí tan tranquilo y sin complicaciones.

Así que hoy he decidido colgar una historia cotidiana. De amistad.

Estos son los protagonistas:

Titus

Como veis se estresa mucho.

Neret

El sí que se estresa, su sobrenombre es “saltimbanqui”.

Una mañana estos dos amigos se juntaron para ver la vida pasar des de la puerta.

Comidas de verano

Deja un comentario

En este tiempo que ha pasado desde que me pasé por aquí los acontecimientos a mi alrededor me han hecho ir un poquito de cráneo. Así que a la pereza de que hablaba en mi última entrada se ha unido la falta de tiempo y un cierto caos horario en mi vida.

Rutinas, lo que se dice rutinas no he podido establecer y me paso los dias arriba y abajo “desfaciendo entuertos” domésticos.

Hoy tengo un rato y estoy al lado del ventilador, el mejor azote de mosquitos, e ideal para no sufrir tanto el calor. Porque es de rigor reconocer que esta semana parece que el verano se ha tomado en serio su papel y el calor pega con fuerza.

image

Total que he pensado que sería buena idea pasarme por aquí y si aún tengo algún lector hacerle saber que no he desaparecido ni me han abducido ni nada por el estilo.

De hecho me estoy haciendo más visible en las redes cumpliendo con mi objetivo para este año. Bueno, uno de ellos.

Sigo en Instagram como blarath. Y me he unido a la comunidad de Eva Muerde la Manzana. Edurne Ubani es su creadora y la verdad es que me siento muy bien allí. Es una comunidad llena de personas estupendas con las que aprendo un montón. Además son todos/as muy muy cariñosos.

Edurne Ubani tiene una web donde habla de la dieta paleo y de algunas otras cosas que son de mucho interés. Pasaos por allí si no la conoceis.

http://evamuerdelamanzana.com

Como ya he dicho muchas veces en casa nos gusta cocinar y comer, con todo lo que eso conlleva. A veces lo que conlleva es algo de sobrepeso. Ligero sobrepeso que dicen los médicos. También ayuda el inusitado sedentarismo en el que estamos inmersos ultimamente.

He decidido cambiar (otra vez) mi forma de alimentarme. Ya lo hice cuando corríamos cada dos días y los domingos nos pegabamos tutes de 12 kms corriendo o 20 o más caminando. Eso pasó a la historia, mi cuerpo no creo que me lo permitiera. Pero mientras no recupere el ritmo corriendo – ahora en verano lo dudo – hay que vigilar lo que se come.

image

Empecé interesandome ya en otoño por el veganismo pero no me acaba de convencer. Bueno no me convence para nada aunque sigo aprendiendo recetas geniales. Pero considero que es necesario el consumo de proteína animal pues el ser humano es un mamífero omnivoro.

Investigando he conocido también la dieta paleo que plantea unas premisas muy interesantes. Ya leí sobre ella pero no había profundizado. Así que ahí estoy, investigando y aprendiendo sobre nutrición.

image

De buena mañana un cuenco de pooridge con avena, bebida de coco y algo de fruta. Este lleva platano, media manzana, un melocoton, un par de frambuesas y sésamo negro. Acordaos de poner un poquito de sal cuando hervais la avena, potencia el sabor. Vamos que el primer dia estaba soso. Pero soso soso.

image

Un aguacate con aceite y sal, media bola de mozzarella con albahaca, sal y aceite y arroz blanco con una lata de caballa fue la comida de hace un par de días.

image

image

Dos desayunos de, obviamente, dos días diferentes.

No sigo de forma estricta la dieta paleo pero si he reducido al minimo pan y pasta para evitar el consumo de gluten. Lo he notado en la desaparición de buena parte de la hinchazón. Ya me lo dijo mi amiga E peke que des del verano pasado que no come gluten.

Tambien he dejado el consumo de alcohol bajo mínimos. Con el calor me sentaba fatal.

No os asusteis no voy a contaros lo que como cada día… aunque tengo por ahí la historia de un civet de jabalí que hicimos hace unas semanas. He acumulado otras historias para contaros.

Sed pacientes conmigo.

Lectura y ganchillo

Deja un comentario

Ultimamente estoy muy desganada con “esto” del blog. No lo digo bien. Estoy desganada con sentarme a la mesa, escribir, poner la marca de agua en las fotos y publicar. ¿Porque puntualizo eso?

Porque entradas se me ocurren mil y tengo “cienes” pensadas, preparadas e incluso escritas en la carpeta de borradores o en mi cabeza. Pero me siento a la mesa, veo libros, ganchillo o cualquier otra cosa y me distraigo. El problema es que ultimamente tengo la capacidad de concentración de una mosca para cualquier cosa que no sea ganchillear.

image

Confieso que estoy intentando establecer una rutina diaria. Lo dicen muchas compañeras (y compañeros) blogger.

Mientras esa rutina no llega seguiré publicando a salto de mata.

Hoy he dado un paseo por el pueblo. Un paseo breve porque, de hecho, me he pasado una hora y media en la biblioteca. Las bibliotecas. Esos lugares.

La verdad es que una biblioteca es el lugar ideal para pasar horas y horas. Encabeza la lista de lugares bajo cubierta donde me gusta estar – fuera de casa, se entiende -. Un lugar lleno de libros, cómics, revistas, cds, dvds… Un lugar donde puedes aprender, viajar, amar y vivir aventuras sentada en un sofá o silla con tranquilidad. Hasta te las puedes llevar contigo durante un tiempo. Te prestan “esas” aventuras para que las vivas en casa con una bebida. Y gratis! ¿Que más se puede pedir?

Cuando trabajaba a jornada completa en Barcelona me pasaba de las dos horas de comida que tenía, una y media en la Casa Asia. En aquel tiempo estaba situada en el Palau del Baró de Quadras en la Diagonal.  Su increible biblioteca fue para mi la puerta a la literatura oriental y asiática. Disfruté mucho y me llevaba libros a casa para no perder el ritmo.

Luego la trasladaron. Aunque yo ya no trabajaba en Barcelona seguía yendo de vez en cuando a perderme durante una mañana. Un buen día ya no estaba. Le perdí la pista y se que me cae lejos del tren. Está en el recinto de Sant Pau.

Una lástima. Extraño aquellas formas de contar y aquellas realidades distintas de la nuestra. Tan occidental ella.

Asi que una mañana de paseo por el pueblo, eso os lo conté, renové mi carnet de la biblioteca. Digo renové porque lo tuve una vez. Hace muchos años. Expedido en la Biblioteca Can Rosés del distrito de Les Corts.

image

Todo ha cambiado. Yo misma he cambiado. Pero mi pasión por los libros sigue intacta. Hoy he “sacado” solo dos. Te puedes llevar tantos – ahora no recuerdo cuantos y no quiero decir una barbaridad – que ni yo soy capaz de leerlos en un mes. Porque te los dejan un mes! Y puedes renovar el préstamo dos veces.

image

Además me he encontrado con una grata sorpresa: un número del magazine Kireei.

¿Cómo es que no vamos más a las bibliotecas?

Poesia

Deja un comentario

Desde hace un par de semanas el tiempo se ha vuelto desapacible. Parece que este invierno tan cálido no se quiere ir del todo y estos días son algo más frescos y húmedos.

Esta mañana, que la planificación decía que tenía que hacer trabajos de jardín, está siendo más lluviosa de lo previsto. Ante las inclemencias meteorológicas solo cabe la adaptación. No puedes pelearte ni discutir con un cielo nuboso o una lluvia persistente. Tienes todas las de perder. Así que he decidido reordenar mis estanterías, que buena falta les hacía.

image

Ordenar unas estanterias, como un armario o un cajón, siempre implica algún descubrimiento. Una foto perdida, un libro dedicado que aún no he leido, multitud de lapicillos de colores y algunas libretas olvidadas.

En una de esas libretas, libretita de hecho, he encontrado un par de poemas breves que datan de 2007.

image

Son un poco depresivos pero ya va bien en un día desapacible como el de hoy.

Este es el primero:

Aquí
Donde los nombres son jeroglíficos
Donde la edad es sólo memoria
Donde la historia escribe tu vida en minúsculas

Aquí
Estamos solos y así seguiremos
Cuando nos olviden
Solos en el firmamento
Jeroglíficos de memoria
De vida en minúsculas

Son de diciembre. Debía ser un día también desapacible. Ahí va el segundo:

No os olvideis de mi
Oh dioses antiguos
Acordaos de mi ser
De mi nombre
De mi rostro

Olvidad el pesar
Recordad los gozos
Oh dioses antiguos.

No os olvideis de mi
Mortal vida
De historias hecha

Mi poesía no suele ser muy alegre aunque tengo alguna cosilla que transmite más felicidad. A ver si en otro impulso ordenador los encuentro.

De momento os he mostrado los hallados hoy.

Admirando la magnitud de la vida

Older Entries